Taller escuela de herrería y soldadura en Sierra Leona

Apoyo al programa de distancia a los estudiantes del Instituto Murialdo durante la cuarentena

"Al principio construimos maquetas, hicimos bancos, sillas y otros objetos simples que nos sirvieron para practicar y desarrollar la técnica. Hace algo más de un mes empezamos a construir los juegos del primer parque infantil del Don Bosco Fambul, del que se beneficiarán más de ciento ochenta niños"

Hacer Donación
Objetivo económico
6000
País
Sierra Leona
Inicio Proyecto
10/01/2022

Construyendo juegos con futuro.

El juego es una vía fundamental para la sociabilización del niño y del ser humano, que conecta de una manera clara la actividad lúdica con la salud mental.

Uno de los tiovivos haciendo su principal función: crear sonrisas

Escuela - Taller para niños de 13 a 18 años que han sufrido abusos

La Asociación Lila Juegos reciclados (https://www.lilajuegosreciclados.com/) en colaboración con los Salesianos de Don Bosco, en Sierra Leona, han creado una escuela taller para niños y niñas rescatados de la calle

Allí aprenden herrería convencional, artística, diseño, dibujo, carpintería... mientras reciclan materiales y construyen estructuras de juegos, prácticamente inexistentes en este país.

Aprender un oficio. La dignidad de generar recursos propios

Es el primer paso para romper el círculo de pobreza que hace que muchos jóvenes acaben malviviendo en la calle, sin opciones de futuro.

La mayoría de los alumnos han  pasado la mayor parte de su infancia en la calle, en situaciones de extrema pobreza. No tuvieron acceso a la educación ni a la cultura. Algunos han sido olvidados por sus familias, todos tuvieron  que salir a  la  calle  para  sobrevivir,  y    han  sido  rechazados  por  una  sociedad  colapsada donde la infancia se ve relegada al último lugar. A lo largo de su vida han pasado por diferentes orfanatos, han recibido ayudas temporales, pero la mayoría de las veces han vuelto a la calle con el único propósito de poder comer.

En el taller además de las técnicas específicas que les permitan alcanzar un grado óptimo en este oficio intentamos  inculcarles  el  valor  que  tiene  el  trabajo  para  alcanzar  nuestros sueños. Rutina, responsabilidad, creatividad y esfuerzo, a la larga también tendrán su recompensa económica.

Queremos   que   todos   nuestros   alumnos al terminar su ciclo tengan la posibilidad de emprender su propio  camino,  para  eso  les  facilitaremos  las  herramientas  básicas  para  poder  montar  un  taller,  que  seguiremos  y  apoyaremos  en  sus  inicios. Otros también   podrán quedarse y formar parte de nuestro taller escuela, que además de construir parques infantiles en Sierra Leona, intentará  llevar su parque móvil a cada rincón, cada vez más lejos,  para que cada vez más niños  puedan disfrutarlo.

De izquierda a derecha y arriba abajo: Emi, Chernor,  Musa, Natalnihel, Yanken, Abdul, Macia, Alí, Cyrus, Ibrahim, Alusine, Alusine c, Anthony, Alberto, Joseph, Zainab,   Musu, Ramatzu, Hanna, Hassan, Yusif, y Prince

Emiliano Matesanz, de la pasarela de Milán a maestro herrero en Sierra Leona.

Emiliano aprendió el oficio de su padre. Durante un tiempo se alejó de la chatarra, el hierro y la suciedad, para explorar otros caminos. Caminos que le llevaron de nuevo a sus orígenes, gracias a los cuales está ayudando a cientos de jóvenes.

Tras dejar atrás las pasarelas, se dedicó a construir juegos con chatarra. Un día construyó un tiovivo y se fue con él a recorrer Mauritania, Senegal, Gambia. Algunos niños no habían visto nunca ninguno, y ni siquiera sabían cómo subirse.

Una vez en Sierra Leona y junto con los Salesianos de Don Bosco, decide quedarse para ayudar a todos estos niños a superar sus traumas, a sentir orgullo por el trabajo, a tener ganas de aprender un oficio y luchar por su país construyendo un futuro mejor. Su primera obra en el recinto de Don Bosco Fambul ha sido  un  carrusel  a pedales,  cuatro  pinballs  construidos  con  materiales reutilizados, dos columpios, una estructura de casas con dos toboganes, un elefante y un laberinto con amortiguador.

Primera obra en el recinto de Don Bosco Fambul

El taller escuela.

El éxito de la primera etapa nos invita a soñar para intentar ir más lejos. La confianza que se gana con la continuidad nos abre el corazón, y nos estimula para seguir avanzando por este camino. Queremos apostar por la continuidad del proyecto con la idea de prolongarlo hasta tres años más, tiempo que consideramos ideal para consolidar  las  bases  para  un  cambio  radical  para  el  futuro  de  los niños que ya están, y los nuevos que se vayan sumando a nuestro taller  escuela.  Además  de los beneficiarios  directos  (actualmente  25  jóvenes,  y  este  número  se  irá  incrementado  hasta  llegar  a  un  máximo  de  75)  serán  innumerables  los  niños  y  niñas que  podrán  disfrutar  de  los  parques  infantiles  que  vayamos  construyendo,  convirtiéndose  así  en  beneficiarios  indirectos,  pero  no menos importantes.

Ayuda a Emiliano y a la Asociación Lila a seguir con su taller escuela en Sierra Leona.

Fundación Künphen colabora junto con Fundación Heres y Child Heroes a hacer realidad este proyecto. Puedes ver más sobre el trabajo de Lila Juegos reciclados en: www.lilajuegosreciclados.com